Una luminaria lineal de suspensión, regulable en altura, fabricada en aluminio y corcho reciclado en la que los dos materiales maximizan sus propiedades en forma de función y rendimiento. Así definimos la lámpara que diseñamos para +MI.

 

El diseño nace desde dentro hacia fuera. Partimos de la unidad básica de luz que es de una tira de LED, montada sobre un perfil disipador de aluminio. El cuerpo crece con una carcasa de aluminio doblado cerrada por dos piezas de corcho fabricadas con tapones de cava y vino reciclados.  Los dos remates se han diseñado para una doble función. Por un lado, como embellecedor y detalle estético y por otro lado como utillaje para el montaje en fábrica del conjunto. Continuando con el corcho, se aprovechan sus propiedades antideslizantes y elásticas para servir como regulador de los cables que mediante un juego geométrico de triángulos permite que los tirantes se alarguen o acorten ajustándolo a las necesidades.

Material: Aluminio y corcho reciclado.