HooK es una lámpara con gancho diseñada para adaptarse y colgarse de casi todo lo que se le ponga por delante. Igual que las viejas lámparas portátiles de taller, HooK quiere ser una super-lámpara y resolver todas las necesidades de la iluminación de hogar ella sola. Puede ser una lámpara de sobremesa, una antorcha o una colgante, y gracias a sus accesorios puede convertirse en un aplique de pared, un revistero o una estantería.

 

Su cable de 5m de largo fácilmente enrollable en el cuerpo de la lámpara permite que la HooK llegue a todos sitios; de la mesilla de noche a la librería, de la barra de armario al espejo en la pared. Y hasta aquí lo que se ve. Pero Hook es mucho más. En el encargo pedimos carta blanca para realizar el producto más sostenible posible en su tipología y lo logramos: carcasas fabricadas con plástico 100% reciclado postconsumo, made in Spain, cables libres de PVC, montado por personas en riesgo de exclusión social…

Material: Plástico reciclado procedente de tapones de botella postconsumo.